Eventos, Noticias, VillaRol 0

Así fueron las V VillaRol

Estamos agotados aún, pero somos las personas más felices del mundo. Nos lo habíamos currado mucho, nos habíamos preparado para recibiros en masa, pero que vinierais 529 personas a jugar con nosotros y que vuestras impresiones “a pie de campo” hayan sido tan buenas nos abruma, enorgullece y llena de ganas de volver a intentarlo el año que viene.

Han pasado bastantes días desde la celebración de las V Villarol o las #VillaRol20 como quisimos etiquetarlas en redes.

Y aún ahora, con algo de perspectiva, estamos abrumados por el resultado: fuisteis capaces de llenar hasta la bandera todas nuestras actividades previstas… y las que conseguimos sacar en medio de la avalancha literal de jugones que os disteis cita en el Centro Juvenil de mi Recreo el sábado 25 de enero.

Las cifras de venta en stand (+40% aproximado), de demostraciones en la Zona de Juegos de Mesa (+50% aproximado), los turnos repletos del Escape Room (el año que viene lo haremos de nuevo para más de 4 personas, se quedó mucha gente fuera), las partidas de Rol (38 al final) y Rol en Vivo (3, hubo una cancelación por enfermedad) llenas hasta decir basta –o más bien, hasta tener que montar alguna mesa extra a última hora-, vuestros comentarios en persona y en redes sociales, la gente que se ha animado a probar en Bukaneros del Rol desde entonces, llamados por lo que vieron durante las VillaRol… todo son síntomas de lo bien que fueron en resumen.

Merece la pena decir que las Villarol empezaron hace unos meses, en octubre y que incluso antes ya se había hablado con algunos colaboradores para que reservaran fecha en sus agendas para finales de enero. En aquella primera reunión de definieron fechas, fines, grupos de trabajo, hitos y formas de cumplirlos. Unos días efervescentes que dieron paso a unas semanas de comunicaciones y confirmaciones durante todo noviembre.

Foto de la última reunión para las VillaRol… y Asamblea General Bukanera, ya de paso.

Con el sitio –nunca mejor dicho para El Sitio de mi Recreo- asegurado para la fecha deseada y una colaboración abierta e inagotable con su dirección, coordinación, dinamización y servicios auxiliares –a quiénes damos las gracias de nuevo de manera entusiasta, como siempre se han mostrado ellos a la hora de echarnos una mano-, en diciembre empezamos a cerrar las colaboraciones, que fueron tomando forma como stands, zonas de demostración, partidas de rol, roles en vivo, envío de material, cobertura mediática, etc…

En Navidades comenzamos una campaña exhaustiva de difusión de nuestros colaboradores, intentando que el cuidado detallista de la colaboración se notara también en las publicaciones, específicamente diseñadas para resaltar la marca de nuestros colaboradores a la vez que se reseñaba su compromiso con las jornadas. Esta campaña desembocó en una programación que aumentaba sensiblemente la oferta de actividades de ediciones anteriores.

Nuestro alcance fue mucho mayor tanto en redes sociales y a través de medios especializados y los colaboradores que nos movieron en todo momento, como en medios tradicionales y locales, como VallecasVA y Portal Vallecas. La cifra final del 36% de asistentes vecinos de Vallecas confirma que las Villarol se asienta como evento de referencia familiar en el ámbito de influencia principal de Bukaneros del Rol.

Superamos los 1000 seguidores en Twitter a pocos días de las VillaRol. Nos queda pendiente hacer algo al respecto, aunque no tenemos ni idea y ya andamos camino de la siguiente centena.

Nuestro correo electrónico y la bandeja de entrada de los perfiles de Facebook, Instragram y Twitter recibían día sí, día también consultas y dudas sobre la preinscripción, la inscripción a las actividades, la recogida de alimentos o los lugares alrededor donde comer a mediodía.

Nos preparamos para ser hasta 500, un margen de subida del 50% -algo descabellado en este tipo de eventos-, pero aún con un día lluvioso y feo, la respuesta fue mucho más allá.

A la hora de abrir las puertas a las 10h, había 150 personas en la puerta, haciendo una cola nunca antes vista en las VillaRol. Prometemos mejorar en la inscripción y entrada del turno de mañana, ya estamos debatiendo algunas alternativas –y os invitamos a hacernos llegar vuestras propuestas, aunque recordad que “coste 0” es algo que suena genial en nuestras cabezas-. La mayoría armados con kilos de comida para donar al Banco de Alimentos de Madrid, convirtiendo lo lúdico en solidario, a un precio mínimo y con una ganancia para quiénes lo necesitan enorme.

La inscripción a las partidas fue ejemplar por parte de los asistentes. Ni una mala cara, ni un mal gesto por la tardanza en atender vuestras peticiones e inscribiros. Gracias de nuevo por venir con esa actitud: hace muchísimo mejor la experiencia de los voluntarios de Bukaneros del Rol y el año que viene seremos aún más que este gracias a detalles como este.

Todo se puso en marcha poco a poco y a las 11h estaba todo el mundo jugando, las partidas de rol llenas y empezando y nosotros muy contentos porque todo estaba saliendo a pedir de boca.

JUGAR JUGAR JUGAR JUGAR JUGAR JUGAR y JUGAR. Eso fue lo siguiente hasta la hora de comer, en la que poco a poco todos, organización, colaboradores y asistentes nos fuimos yendo a comer por turnos o en grandes grupos, que había mucha hambre tras las aventuras vividas y las experiencias tenidas.

Para la tarde la inscripción fue bastante más rápida y aunque la lluvia arreciaba en el exterior, la gente de no dejaba de llegar buscando alguna actividad donde entretenerse, solos o en grupos, familias y amigos.

Tuvimos que hacer ajustes en la Zona Familiar debido a la repentina indisposición de algún colaborador –que ya sabemos que está bien y a tope, con ganas de venir el año que viene y resarcirse- y tuvimos que –con la de nuevo inestimable ayuda del Centro Juvenil- desmontar el cibercafé para conseguir más mesas tanto para alguna partida más de rol como para aumentar la Zona de Juegos de Mesa.

Nos dio tiempo hasta a grabar un podcast con El Cornetín de Gondor, con quiénes haremos más cosas en el futuro, puesto que son unos cracks y les va la marcha y jugar tanto como a nosotros.

Y la tarde fue pasando, las fuerzas agotándose y las partidas y actividades terminando. A las 19:30 empezamos a preparar la ceremonia de cierre y sorteo, animando a las penúltimas compras en la zona de stands. Y comenzó la inevitable despedida y discurso, a cuál más pesado, pero que fue recompensado largamente por el sorteo de los juegos donados por los colaboradores, así como por la subasta de una joya rolera, un Traveller 1ª Edición por parte de Jugando por Ellos que tuvo como colofón la pedida de mano de Alfredo “Meroka” a Raquel, su compañera en la vida y en Rolgratis, uno de nuestros colaboradores más queridos y apreciados –ya que cada vez que sale a un evento, trata de llevarnos como asociación con ellos, además de difundir a todos aquellos que tienen la voz más baja en esta afición-.

Mientras algunos nos divertíamos en el auditorio, muchos voluntarios Bukaneros se afanaban por desmontar las jornadas a toda prisa ya que, aunque teníamos el domingo por la mañana permiso del Centro para rematar y limpiar, se intentaba poder conseguir recoger todo antes y así dormir bien al día siguiente.

Finalmente, a las 21:15h salíamos los últimos organizadores junto con los trabajadores del Centro Juvenil, a quiénes damos de nuevo las gracias por permitirnos estar unos minutos extra y ganarnos ese merecido descanso que buscamos al apresurar el desmontaje y recogida.

Y para casi todos acaban ahí las VillaRol. Para los asistentes por descontado y para la gran mayoría de colaboradores y organizadores también. Pero aún quedaban muchas cosas:

–          Recabar las opiniones de los colaboradores y agradecerles de nuevo su trabajo y aportaciones.

–          Contar las donaciones y kilos de comida recogidos para el Banco de Alimentos.

–          Hacer una reunión de análisis de las jornadas –algo que todavía no hemos hecho-.

–          Crear la memoria de las mismas, para aportarla a colaboradores e instituciones, como relato y análisis de lo sucedido en las VillaRol20 –algo también pendiente a día de hoy-.

–          Y descansar, sobre todo nos hacía falta descansar.

Sirva esta publicación como cuaderno de bitácora de las VillaRol20, vistas con la satisfacción de haber salido muy contentos en todos los sentidos, exhaustos pero con una chispa renovada en el interior, para hacer de la edición de 2021, las mejores Villarol que podamos hacer entre todos.

¡¡¡GRACIAS A TOD@S POR VENIR, POR COLABORAR, POR AYUDAR, POR ORGANIZAR, POR DIRIGIR Y POR JUGAR… SOBRE TODO POR JUGAR…!!!

Firma: una Asociación de Juegos de Rol y de Mesa agradecida.

Puede que también te interese

No hay comentarios

Déjanos un comentario